Colombiano es famoso en Francia gracias a su emprendimiento de chorizos

Juan David Castillo es un abogado especialista en derecho comercial que decidió que su futuro estaba en conquistar a los latinos y europeos desde una profesión muy distinta a la que estudió, la cocina. Además, su emprendimiento se basó en un producto típico latino, los chorizos. Lo sorprendente de esta historia es la gran acogida que ha tenido entre varios negocios posicionados en París, ‘La ciudad luz’ o también llamada ‘La ciudad del amor’.

Hay que resaltar que Francia es su lugar de residencia actual, pero no fue el único donde ha vivido, este aventurero ha estudiado (con mucho esfuerzo) en Colombia, en Australia y Argentina, donde ganaba su manutención trabajando como mesero o en oficios varios.

El man de los chorizos ‘llegó a París en febrero de 2017, ciudad en la que ya residía su hermana desde el 2006 y sus padres desde el 2011, pero donde Juan David no se había animado a radicarse hasta que fue convencido de aprovechar la oportunidad de estudiar francés. Pero su destino no solo empezó a cambiar cuando ingresó a la Universidad de La Sorbona, sino cuando consiguió trabajo como encargado de la ‘patisserie’ o pastelería en el restaurante ‘Le Grand Coeur’ de Mauro Colagreco, un chef italo-argentino catalogado como uno de los mejores del mundo tras ganar la estrella Mí chelín en tres ocasiones. Allí y también por recomendación de una vecina del edificio donde sacaba las basuras, decidió emprender un negocio propio con algún alimento popular.

En la cocina, Juan David Castillo aprendió que la creatividad es no copiar, lo que le ha llevado a tratar de hacer todo de manera independiente. Al ver el éxito que tenían las empanadas y otras preparaciones colombianas que se vendían por Facebook, decidió empezar con tres kilos de carne a preparar chorizos en su apartamento y promocionarlos por esta red social con un nombre que todos, en especial los latinos, pudieran recordar y guardar fácilmente en sus contactos, así nació “El man de los chorizos”.

Ahora, además de tener sus productos en importantes mercados y restaurantes de París, también vende en las ciudades de Grenoble, Lille, Lyon, Nantes, Dijon y Toulouse, en Francia.