Prediabetes, el corto paso hacia la diabetes tipo 2 que se puede revertir

Al igual que cuando se habla de preinfarto, muchas personas se preguntan si la prediabetes existe, o simplemente se es diabético o no. La respuesta nos la brindan los especialistas de Mayo Clinic.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, en Colombia, la diabetes es una de las cinco primeras causas de muerte y una de las 10 primeras causas de consulta en adultos. Entre un 7 y un 9 % de la población adulta padece esta enfermedad, es decir, que en el país hay alrededor de dos millones de personas con diabetes, pero casi la mitad desconoce su condición.

Adicionalmente, existe un número casi igual de personas con intolerancia a la glucosa que es un estado de muy alto riesgo para desarrollar lo que se conoce con el nombre de prediabetes.

La prediabetes significa un nivel de glucosa sanguínea más alto de lo normal. Aún no es lo suficientemente alto como para considerarse diabetes tipo 2, pero si no hacen cambios en el estilo de vida, los adultos y niños con prediabetes son más propensos a desarrollar diabetes tipo 2.

Si se tiene prediabetes, es posible que ya esté comenzando el daño a largo plazo de la diabetes (especialmente, en el corazón, los vasos sanguíneos y los riñones).

Sin embargo, la buena noticia es que la progresión de prediabetes a diabetes tipo 2 no es inevitable. De acuerdo con el grupo de especialistas de Mayo Clinic los mismos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 en adultos también pueden ayudar a que los niveles de glucosa sanguínea en niños vuelvan a la normalidad incluso si se tienen antecedentes familiares.

Consumir alimentos saludables

• Mantenerse activo

• Perder el exceso de peso

• Controlar la presión arterial y el colesterol

• No fumar

La prediabetes no suele presentar ningún signo o síntoma, pero un posible signo es el oscurecimiento de la piel en ciertas partes del cuerpo. Las áreas afectadas pueden incluir el cuello, las axilas y la ingle.

Entre otras afecciones relacionadas con un mayor riesgo de prediabetes, se incluyen las siguientes:

• Hipertensión arterial

• Niveles bajos colesterol “bueno”

• Niveles altos de triglicéridos, un tipo de grasa de la sangre