Gobierno del Cambio colocará hasta $26 billones en créditos agropecuarios.

Spread the love

En la última sesión del año, la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario (CNCA), presidida por la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, y con presencia de la viceministra técnica de Hacienda, María Fernanda Valdés, se llevó a cabo con dos grandes acuerdos para beneficio de la producción agrícola y pecuaria. El primero fue la autorización para la creación de una nueva línea de crédito que tiene como primer objetivo la transformación productiva del campo; mientras que el segundo se centró en la aprobación del Plan Indicativo de Crédito 2024, con el cual se estima la asignación de créditos de fomento para el campo colombiano entre $25 y $26 billones para el próximo año.

Con el objetivo de continuar democratizando el crédito en el sector agropecuario, la Comisión estableció que los campesinos y campesinas serán priorizados en las operaciones crediticias. Por eso, el Gobierno del Cambio proyecta disponer entre $4,8 billones y $5,5 billones en pequeños productores y pequeños productores de ingresos bajos.

Estos recursos, administrados por el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario – Finagro –, estarán acompañados de Líneas Especiales de Crédito con tasa de interés subsidiada, con el fin de promover la transformación productiva, la descarbonización de la agricultura, la Economía Popular y la inclusión de más mujeres, jóvenes, comunidades afrocolombianas, indígenas, raizales, pescadoras y palenqueras; así como víctimas del conflicto, desmovilizados y excombatientes en proceso de reincorporación a la vida civil.

“En el Gobierno del Cambio seguimos comprometidos con el campo colombiano. Esperamos que este Plan Indicativo reactiven todo este desarrollo económico para hacer de Colombia una Potencia Agroalimentaria. Esperemos que entre $5 y $6 billones vayan orientados, específicamente, a los pequeños productores y a la agricultura familiar campesina y pequeños productores de escasos recursos”, explicó Jhenifer Mojica, ministra de Agricultura y Desarrollo Rural.

Esta nueva línea de crédito será para la transformación productiva y sostenible, por lo que se fijó una tasa de interés de IBR + 6% para pequeños productores y pequeños productores de ingresos bajos. “Queremos unas tasas muy bajas a las mujeres y jóvenes rurales, campesinos, pueblos indígenas, negros y los productores que hacen parte de nuestra gran agricultura”, agregó Mojica Flórez.

Al respecto, Ángela María Penagos, presidenta de Finagro, precisó que con estas decisiones queda orientado el cumplimiento de la política de democratización del crédito público en el campo colombiano. “Se priorizan los campesinos, campesinas y pequeños productores con un crédito barato que permita impulsar las transformaciones que requiere el sector agropecuario”, enfatizó.

La Comisión de Crédito también dio luz verde para que el próximo año sean destinados nuevos recursos para el Incentivo a la Capitalización Rural (ICR), un mecanismo mediante el cual se otorga un beneficio a los campesinas, campesinos y productores para disminuir los saldos de sus créditos.

Así las cosas, a un pequeño productor de ingresos bajos se le reconocerá el incentivo hasta con el 40% del valor de la inversión del proyecto; un pequeño productor hasta el 30% y el mediano hasta el 25%.