La ministra Jhenifer Mojica reconoce a los productores del mejor cacao del mundo..

Spread the love

La ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Jhenifer Mojica, reconoció la excelencia de la cacaocultura colombiana y destacó el reconocimiento que obtuvo el cacao colombiano como el mejor del mundo, en el concurso internacional Cacao of Excellence, realizado en Ámsterdam, capital de Países Bajos.

En un acto de reconocimiento realizado este lunes, días después de la premiación, la ministra Jhenifer Mojica se reunió con la asociación Agroguamal, ganadora del premio, y resaltó como “la comida es un asunto que involucra una serie de sinergias y de trabajo muy fuerte. Ningún éxito en la agricultura se da de la noche a la mañana, sino que es producto de una lucha incansable de miles de personas. El cacao es de nuestro corazón”.

Además, destacó la labor de las mujeres cacaocultoras que hacen parte del proceso de cultivo, recolección y transformación de este fruto, cuyo resultado contiene los clones Arauquita 5, FEAR-5 y San Vicente 41. 

La asociación Agroguamal, perteneciente a la cooperativa Workakao e integrada por cinco organizaciones cacaocultoras de los municipios de Granada, Guamal, Cubarral, El Dorado y El Castillo, en el departamento del Meta, fue galardonada con la categoría ORO, la máxima otorgada al cacao de mejor calidad a nivel global.

En 2023, esta muestra de Workakao fue presentada dentro de las siete elaboradas en fincas colombianas que hicieron parte de la convocatoria organizada por el Consejo Nacional del Cacao, integrado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Fedecacao y otras entidades de la cadena productiva del cacao nacional. En octubre de ese año, clasificó dentro de las 50 mejores y partió como una de las más opcionadas a ser escogida como la de mayor calidad en olor y sabor. 

El reconocimiento ORO obtenido en Ámsterdam no ha sido el único alcanzado por esta muestra de cacao. Anteriormente recibió otras distinciones gracias a la investigación de 30 años liderada por Fedecacao en conjunto con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el Fondo Nacional del Cacao y las cooperaciones alemana y canadiense.

La cacaocultura es una de las apuestas del Gobierno del Cambio para la transformación de los territorios del campo colombiano. Es un cultivo ideal para el cambio de las economías ilícitas y la transformación hacia alternativas económicas sostenibles, que permitan la reducción de la pobreza, se genere bienestar social y se logre la paz. «Hemos querido hacer nuestra apuesta profunda en la nueva política de drogas, en donde los recursos que antes iban para la guerra ahora vienen para la agricultura, y es el cacao la apuesta central», reafirmó la ministra Mojica.