Colombia tendrá un nuevo Herbario Nacional.

Spread the love

El Gobierno del Cambio, por medio del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, destinó 57.000 millones de pesos para la construcción del nuevo Herbario Nacional de Colombia, que les permitirá a los colombianos contemplar más de 630.000 especímenes, que hacen parte de la memoria biológica y biocultural del País.

La ministra de Ambiente, Susana Muhamad, indicó que la situación de infraestructura de la edificación donde está actualmente el Herbario es crítica y que esta inversión salda una deuda histórica con la academia, los estudiantes y la ciencia del País.

“Es un edificio que hace décadas no cumple con los estándares de seguridad, que no cumple con las condiciones físicas para que las colecciones no se vayan a deteriorar”, dijo la titular de la cartera de Ambiente.

El nuevo Herbario hace parte de un megaproyecto que incluye también la construcción del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia y el Museo de Historia Nacional.

El proyecto, en su totalidad tiene un costo que asciende a los 93.000 millones de pesos, y los 57.000 millones de pesos anunciados esta semana van orientados específicamente a financiar el 100% de las obras correspondientes a la fase de construcción del Herbario Nacional.

La ministra explicó que los recursos que faltan —para el Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia y el Museo de Historia Nacional— serán gestionados a través de alianzas y cooperación internacional en el marco de la COP16 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad), que se realizará en la ciudad de Cali, entre el 20 de octubre y el 1° de noviembre de 2024.

“La idea es sacar estos proyectos adelante. Empezamos con el Herbario Nacional porque ya está en fase tres de diseño, está listo para contratar”, manifestó.

La financiación del nuevo edificio del Herbario proviene del Fondo para la Vida, un instrumento financiero del Ministerio de Ambiente que potencia la gestión ambiental.

La inversión tuvo su origen en el llamado de la comunidad universitaria, que alertó sobre el deterioro físico de las edificaciones, particularmente de un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional.

Asimismo, la voluntad política se movió gracias a la coyuntura de la realización de la COP16 en Colombia.

“No es coherente un país que asume el reto de ser anfitrión de la COP16, de la discusión sobre la biodiversidad más importante del planeta, frente a la necesidad del fortalecimiento del Herbario, el Instituto y el Museo de Historia Nacional.

Si este es el año la biodiversidad en Colombia y el mundo, hay que movilizar esta agenda desde el trabajo permanente y silencioso que han realizado investigadores y activistas ambientales”, sostuvo.

Durante el acto del anuncio de los recursos, la ministra Muhamad recibió de manos de un estudiante el espécimen número 640.000 del Herbario, recolectado en 1992 por un grupo de profesores y botánicos del Instituto, de los que hicieron parte los profesores Julio Betancur y Pilar Franco.

La planta se recopiló en el marco de las primeras expediciones que se hicieron al Parque Nacional Natural Sierra de Chiribiquete.  

El Herbario es la historia de la flora:

El rector de la Universidad Nacional de Colombia, Leopoldo Múnera, afirmó que “el Herbario es prioritario no solo para la universidad, sino para el país y el mundo.

La historia del Herbario es la historia de la flora, de los ecosistemas en Colombia.

Guardamos parte fundamental de la naturaleza que se ha desarrollado desde antes de la independencia”.

Por su parte, Gonzalo Andrade, director del Instituto de Ciencias Naturales, aseguró que “el proyecto contribuye al Objetivo de Desarrollo Sostenible número nueve dentro de las metas del Marco Global de Biodiversidad para lograr que los mejores datos estén disponibles”.

Para la construcción de este nuevo edificio, se adelantarán tres estrategias: la primera se trata de la construcción de espacios físicos adecuados y suficientes (4.280 m2) para la preservación y consulta de los especímenes.

La segunda tiene que ver con la mejora de las capacidades del Instituto de Ciencias Naturales para preservar y manejar el patrimonio custodiado y la tercera estrategia gestionará la movilización y la publicación de los datos de biodiversidad provenientes de las colecciones del Herbario.